¿Cómo redactar un contrato de compra venta de inmuebles?

¿Cómo redactar un contrato de compra venta de inmuebles?

Los contratos de compraventa variarán bastante en función del tipo de propiedad que se venda, además de detallar las responsabilidades del vendedor y comprador que son diferentes.

 

No es lo mismo vender un bajo comercial de 1.000 metros cuadrados que un piso de 90 o 60 metros.

 

Eso sí, la mayor parte de los contratos de compraventa comparten cierta información en común.

 

Este tipo de detalles puede ser la inclusión de la información sobre las expectativas de compra sobre el precio tanto de los compradores como de los vendedores.

 

Para comprobar que estas expectativas que suele ser el precio de compra es conveniente su revisión previa para que se pueda firmar sin problemas.

 

A la hora de redactar un contrato de compraventa también conocido como contrato privado de compraventa es necesario conocer los puntos básicos de redacción.

 

Por otro lado, debes saber que este documento no tiene que inscribirse en el Registro de la Propiedad, aunque se puede hacer. Si esto se llega a hacer el contrato pasaría a contrato público.

 

En el caso de ser llevado al Registro tiene mayor validez a todos los efectos y garantiza tener menos problemas en el futuro, en especial, al comprador. Por ejemplo, da facilidades al comprador ya que permite acudir con un documento al banco para solicitar una hipoteca.

 

De todas formas, cualquiera de los dos sistemas es válido, y aunque no se lleve al Registro el contrato debe cumplirse. Pero para que se cumpla este contrato debe estar bien redactado y para ello debe tener los siguientes puntos:

  • Objeto de la compra: en este apartado se debe especificar los detalles de la vivienda que se vende o se va a transferir.
  • Precio del inmueble: este apartado es muy importante ya que establece el dinero por el que el comprador ofrece una parte económica total o parcial que debe pagar para acceder a la propiedad. Lo que se entrega no tiene que ser 100 % en dinero o efectivo y también se puede entregar su equivalente en otra cosa. Lo normal es que al ser una vivienda se establezca un precio total, pero puede que haya diferencia y que se ofrezcan servicios u otros bienes de intercambio hasta llegar al total del precio del contrato.
  • Consentimiento del vendedor y del comprador: es decir, consentimiento de ambas partes en las que se detalla la información de ambas partes (dirección, DNI, lugar de nacimiento y fecha de la firma).
  • Cláusulas de cumplimiento: El contrato de compraventa es un documento legal totalmente válido que suele llevar cláusulas para asegurar el cumplimiento de los derechos y obligaciones de ambas partes. Las cláusulas son usadas para fijar el valor del inmueble, describir su situación al establecer información sobre las cargas como embargos y la indemnización en caso de incumplimiento de alguna de las partes.
Bienes Raíces en Monterrey

Bienes Raíces en Monterrey


Escribir comentario

Comentarios: 0